viernes, 7 de septiembre de 2018

CUARTO PODER: LÁGRIMAS DE TINTA BAJO LA LLUVIA


A finales de julio hubo una huelga de repartidores de prensa escrita en Madrid.  Sí. Nadie, aparte de  medios digitales, tuvo la decencia de informar del avance de las violentas jornadas, en algunos casos. Nos referimos a medios televisivos de ámbito nacional. Ni tan siquiera la Sexta. Aparte de reivindicaciones, necesarias, decentes, morales económicas y demás. Nadie. Nadie se dignó a informar. Madrid estuvo casi quince días sin prensa escrita. Los piquetes lo impidieron. Los quiosqueros perdieron ventas de su por sí, precarias ganancia. Nadie. Nadie, exceptuando  el ciberespacio, se dignó a decir algo. Mejor  informar de Ryanair o  del monopolio del taxi. Hace treinta años esta situación no se hubiese sostenido tanto tiempo como ahora. El derecho a la información parecía algo indiscutible.  Ahora exigimos el puto internet universal para estar más desinformados que nunca. Alimentamos jodidas mentiras. Mandamos fotografías de nuestros fluidos exhibicionistas  a cualquier pajillero del primer o del tercer mundo.  La verdad es que nos da pereza leer, pensar, tocar, oler las noticias, tendenciosas  o no. Preferimos estar constantemente pendientes de un vacío digital que, al compartirlo, nos hace estar vivos. Pensamos que, ilusos de nosotros, al otro lado pudiera  haber alguien  al que interesa nuestra triste, real, onanista  y vanidosa  vida de mierda. Mientras tanto, el papel muere. 
Ya  le apartan hasta de su lugar históricamenta ganado a pulso
 Ya no  nos podemos limpiar el culo  de forma tradicional. Ni con el Marca ni con el As.  Vamos a tener que llenar de mierda diarreica de HD o 4K  las pantallas. Se nos escapa la inmundicia a medida que hablamos.  Bueno.  Ahora ya se viene haciendo. Estamos totalmente preparados para el mundo digital.





IMELDA MAY -  FELL ME
DE LOVE TATTOO (2008)

Imelda May, irlandesa  apasionada, en un principio por el rockabilly y por su marido, el guitarrista de su banda llamado Darrel Higham,  grabaron sin pena ni gloria un primer disco llamado  No  Tourning Back en 2005.  La voz de Imelda, y su físico, no se amilanaron hasta llegar, desde nuestro punto de vista, a la cumbre con un album llamado Love Tattoo. Consigue lo que algunos artistas  mas olddies, vetustos o viejunos nunca han conseguido:  hacer entretenida y disfrutable la escucha de un disco. Voz  potente. Voz susurrante. Voz  armónica. Voz rítmica. Como si estuviésemos de nuevo en una burbuja temporal de los 50.  Después, Imelda se empeñó afanosamente por no dejar ni rastro de excelencia rockera en un par de discos que siguieron timidamente la estela rockabilly: Mayhem y Tribal. En 2017 llegó  a su último despropósito ( con cambio de imagen incluido) llamado Life,Love, Flesh,Blood . Imelda No es bueno domesticarse tanto y  adentrarse en terrenos de crooner a lo bestia. Como si no hubiese bastantes ya dando la brasa. Mira en tu interior Imelda. Mira en tu interior...
"Siénteme. Siente
Lo que tengo en mi interior
Mírame. Mírame
Mira todo el dolor que hay en mis ojos."

viernes, 24 de agosto de 2018

NI TE CUENTO



EN EL CIELO NO HAY CERVEZA                                        1987


PALABRAS DE RELLENO
Hay un cielo con un muy bajo contenido en alcohol. Es un cielo de moda. De esa que tanto nos gusta. Tenemos que rentabilizar nuestras ilusiones a corto plazo con una gran cotización hasta el día de nuestra muerte

ENCUENTROS EN LA CUMBRE                                LLORAR POR UNA MUJER
Dando una vuelta por la ciudad del  Larios                          Aparcados en sábanas recién lavadas
A la Raisa (1) una tarde me encontré                                    Miré al lacayo por encima del hombro
Miró debajo de mi falda y dijo:                                             Y guardé la propina tan buscada
Nancy (2) , vente a tomar el té.                                              Por sus ojos llenos de asombro.
Mi esposo está en reunión de negocios
Y muy tarde puede volver.                                                     Fue mal momento para dejar de fumar
El mío está igual. Qué casualidad                                          Pues al poderlo intentar
Te esperaré en la puerta del hotel.                                         Sabía que no saldría bien.
                                                                                               Absurdo. Llorar por una mujer
Este porro no está mal
Aunque la coca me pone más.                                                Llorar por una mujer.
Note preocupes, Nancy querida                                              Me escondo entre rejas y
Que mi caballo te puede desbocar.                                          Se me caen las orejas
                                                                                                 Si me llegan a ver.
Mi consolador se llama Persing2
Y yo una vez fui novia                                                            Siente los suaves acordes temblorosos
Del Pacto de Varsovia.                                                             De palabras a medio pronunciar.
Yo me entretengo un rato                                                         Húndete en los lúgubres pozos
En la boite NATO                                                                     Y no me busques en ese lugar.

(1)    Raisa  Gorbachev                                                        Todos los lechos están solitarios.
(2)    Nancy Reagan                                                             Ya no hay nadie en los armarios.
                Los lamentos son ya pasajeros
                Y los recuerdos son solo viajeros.


UNAS BROMAS MACABRAS                                           MUJER KLEENEX

Soy un voyeur recalcitrante                                                    Unas miradas muy significativas
No hay mirilla que a ojo se resista                                          Que no significan nada.
Todas la vecinas me tienen pendiente.                                    Una lengua que se relame
De la más vieja a la puta corista.                                             Pero ni chupa ni mama.
                Así. Hazlo más despacio.
                Desnúdate frente al televisor                                   En uno de los momentos cruciales
                Quítate esa ropa molesta                                         Se aprecian conocimientos especiales.
                Mientras te meto en el exprimidor.                          Pero no hay nueva sensación
Te empezaste a reír                                                                   Usar y tirar es la conclusión.
Dijiste que eras bromas macabras.
Que no te dejaba discutir.
Que estaba como una cabra.
                Así. Acaríciate mejor.
                Colócate los rulos
                Y chilla de emoción
                Ante mi disimulo.



PERDIDOS EN EL ORINOCO                                         SIMPATIZANTE

Fue una terrible expedición                                                      Pensando en pro de la comunidad
Por tierras vírgenes.                                                                  Muchas veces te tienes que cortar.
La brújula se nos perdió                                                           Aunque te señalen con el dedo
Y sin perder más  tiempo                                                          Hay que dejarse pisotear.
Nos sumimos en la desesperación
                                                                                                  Y en el juego electoral
¿Por qué coño vinimos aquí?                                                    El rebaño es el mejor hogar.
Si no somos Indiana Jones.                                                        Hoy hay fiesta concentración:
Solo conseguiremos que                                                            El Gran Cabrón hablará:
Nos coman los… caimanes
                                                                                                    Masa serás
La sel va es muy espesa.                                                             Más masa manipulada.
Los indios muy salvajes.                                                            Cualquier ocasión será ideal
Nos violan y nos comen                                                             Para poderte sodomizar.
Y tenemos que pagar peaje.                                                       Eres la última mierda vomitada.

Estamos secos de tanto andar.
No hay tesoros ni princesas.
En este pueblo no hay  un bar
Ni tampoco danesas
Para poderse calmar.

¿Por qué coño vinimos aquí?
Si no somos Indiana Jones.
Solo conseguiremos que
Nos coman esos… señores


COITO ANAL                                                                     EL HOGAR DEL SOLDADO

Mis manos acarician tu ataúd                                                  Un día de la primavera
Y tu profunda palidez de mujer.                                               No le dejaron marchar.
Sigues callada. No te mueves.                                                  Estuvo esperando tanto tiempo
Te dejas hacer.                                                                           Y no puede regresar.
                                                                                                  ¿Quién pisoteó la flor de la razón
Te quito algún postizo.                                                              Con sucias palabras de exaltación?
Recojo tu pelo con excitación.
Pareces que te ríes.                                                                      Ahora vierto esos deseos
Es solo una ilusión                                                                      Que por carta me has dado
Tomo tus manos. Beso tus caries                                                Yendo a mi Olimpo,
Dos pequeñas ostras con perlas                                                   Al hogar del soldado.
Iluminan mi deseo.                                                                      
Aunque huelas mal, te poseo.                                                  Esa mujer no esperará
                                                                                                  Dando las mismas promesas
Tu cara sonriente mira al azar.                                                  Para volver a fallar.
Saco tu lengua que negra está                                                  No son buenas las sorpresas.
Y, con gran avidez                                                                    Te dará una excusa falsa
La empiezo a chupar.                                                                Y crearás toda la farsa.

Por un coito anal                                                                        Ahora vuelco esos deseos
No me pueden censurar                                                             Que me has insinuado.
Ya que los cipreses,                                                                    Pues,  tan lejos está
No pueden hablar.                                                                       El hogar del soldado.


LUCES DE MADRUGADA                                                 TE CONOCÍ EN UN ENTIERRO

Eres quien tiene                                                                         Te conocí en un entierro.
Las llaves del paraíso                                                                 Llorabas por algún muerto.
Confundiendo a la razón.                                                           Nuestras miradas  selladas
Ahondo en la verdad                                                                  Estaban en un cementerio
Y solo creo confusión.                                                               De palabras heladas.

Luces de madrugada,                                                                  Nos dieron la bendición
Ojos adormecidos.                                                                      Y un puñado de oraciones.
Se hunden en el espejo                                                               Juramos no hacer traición
De unos deseos prohibidos.                                                        Y salvar los corazones
Murmullos de tus labios,                                                            Con un réquiem en su honor.
Palabras y llantos
De algo que parece amor                                                          Tu cara rodeada de negro
Y crees que vale tanto.                                                              Y tu cuerpo en esplendor.
                                                                                                   Viendo tu cara de pena
Como si hubiese última vez                                                       Reflejada en el cristal
Te abrazo. Te inundo                                                                  Del sucio retrovisor.
De besos sin destino.
No me resigno a perder.                                                            Cenizas que son al viento
                                                                                                  Un triste momento
Estrello mis deseos                                                                   Un instante de silencio,
En esta blanca noche.                                                                De sufrimiento.
Miro al cielo con desesperación.
La ciudad apaga sus luces.
Tú, de espaldas a la habitación.
Mido poro a poro tu piel

ROCK                                                                                  EL PRÍNCIPE MARRÓN

Te mecí en mis piernas                                                                Te sacaré a bailar
Abrazados en la melodía.                                                           En un inmenso salón.
Anchos mundos nos miran                                                        Lucirás tu mejor gala
Y nos susurran dulcemente                                                       Para el Príncipe Marrón.
El paso de los días.
Aquella triste canción.                                                                 Una vida solucionada.
Historias de vida y muerte,                                                        Chicas a su alrededor.
Historias de traición.                                                                     Unas deudas bien pagadas
Bailando a bordo del tiempo,                                                   En camas de habitación.
Perdiendo todo el color.
                                                                                                              Cuentas nada corrientes.
Cae la tarde con su poder.                                                         Si quieres, puedes venir
Enciende todos los deseos                                                        Pero, límpiate los dientes
Apagados con rubor.                                                                    Y habla mejor de mí.
Me hablas al oído
Y me dices  ¡Rock!                                                                         La princesa encantada
                                                                                                              Te robó el avión.
Estrellas que se apagan.                                                                        Ahora es una gran bruja
Glorias que retornan.                                                                            Que pisotea tu honor.
Voces que rechinan.
Temor que nada importa.                                                          Tu corcel con mis pies
Rock que ya termina.                                                                   Y tu reino mi pobreza.
                                                                                                       Tu precio es en dinero
                                                                                                          Y el mío es la cabeza.


ABIERTA DE PIERNAS                                                      CAFÉ CON POLVORÓN

Formas un arco de triunfo                                                         Viendo con estupor
Que se expande al éxito.                                                           Dígitos en mis poros.
Un futuro lleno de lucro.                                                            Estremecimiento.
Encuentras el placer
Abriendo el sepulcro                                                                   Venenos sexuales
                                                                                                     Llenos de alcohol.
Excusas a una afirmación.                                                          Vicios tan letales:
Pero, comentas por detrás.                                                          Café con polvorón.
Las ganas que tuviste,
Que  él no quiso.                                                                          Yo pongo el empeño
El muy maricón.                                                                           En esos pequeños
                                                                                                      Detalles que te hacen
Puerta abierta                                                                                Sentir satisfecha
Del dolor ajeno.                                                                            Y llena de vigor.
Falsa realidad                                                                               ¿Puedes decir Pamplona,
Que oculta tus sueños.                                                                  Mi amor?
Húmeda de amor
Y desenfreno…

Abierta de piernas.
Crécete aún más.
No pierdas oportunidad.
Después te lamentas.
No hay peor dolor
Que la bruma del amor.

POR ÉSTO TUVE QUE IR A LA TIERRA. ! NO TE  JODE SAN PEDRO!



EN EL CIELO NO HAY CERVEZA                                CUANDO ÉRAMOS IMBERBES
                                                                                                Y ORGULLOSOS
Extraños cultos sabáticos.                                                         
Un descanso en el camino.                                                        Cuando éramos imberbes
Un color inunda mi tristeza:                                                      Y orgullosos
En el cielo no hay cerveza.                                                         El mundo nos pedía cuentas
                                                                                                    Y contábamos el tiempo
Sus ojos puestos                                                                          por pares de tetas.
En un trozo de cartón.
Lo toca con ilusión                                                                       A la salida del metro.
Y llega a exclamar:                                                                       Un meneo o una treta.
Aquí está mi mar.                                                                          Aparta de ahí ese culo
                                                                                                      Y déjame sentar.
Amor sin comentarios
Perdidos en lenguajes                                                                  Pudimos tener un sitio
De agnósticos presagios.                                                             En esta triste realidad.
Escépticas vidas sempiternas                                                      Ellas no hicieron caso
Llenas de odio y pasión.                                                             Y ahora quieren volver.
Omnipresencias que                                                                    Llenas de arrugas y años
Atormentan al  dolor.                                                                  Nos quieren enloquecer.

Retos desesperados                                                                    No nos queda orgullo
De egocéntricos  callados.                                                          Para poder elegir
Putas de ideas claras                                                                   La forma que más nos gusta
Interrogan al placer                                                                    Y preferimos para morir.
En un reino de sentidos
Que se pueden beber
Todos a la vez.

En sus dedos la inmensidad.
Ojos recorren el horizonte.
Acaso se le ocurre llorar.
Algunos le achacan
Cierta deficiencia mental.

Be silent St. Michael
In heaven there is no
Beer.  No beer.














MALAS NOTICIAS CON EL ESTÓMAGO VACÍO            BAILAR CON LA MÁS FEA

Hay diferentes formas                                                                Que no pare la música jamás.
De contemplar este                                                                      El cielo no me podrá reprochar
Sucedáneo de vida.                                                                      Una oración desinteresada.
Apología del suicidio.                                                                  Sacaré a la fea a bailar
Depresión.                                                                                    Aunque dé fiebre y arcadas.

No me claves tus odios                                                                  La cerveza ya no está
Con malas noticias.                                                                        Y no la voy a buscar.
Apenas he comido                                                                         Todo el tiempo malgastado
Y estás pendientes                                                                         Sin darnos cuenta de nada.
De mis descuidos.                                                                          Vendiendo los antifaces
                                                                                                       Que cambien nuestra cara
Ya no puedo encajar                                                                       Porque por culo vais dando
Un buen golpe.                                                                               Con esas historias de frailes:
Si tengo que torturar                                                                       Íntimas corrupciones morales
Los pensamientos                                                                            Apagando ansias malditas
Al ser torpe.                                                                                     Con la golfa favorita.

No hay malas intenciones.                                                         Qué desolada traición
Solo actos que matan,                                                                    De una mente nada sana.
Que hieren                                                                                         No nos podemos quejar.
Después de tirar flores.                                                                         Nos han dejado a la fea.
                                                                                                                 Y nos deja magrear.

DÍAS SEÑALADOS                                                                NECRÓPOLIS

Se abre el día con el sol                                                            Escribe cuatro líneas confusas
Y la triste música matinal.                                                        En esquelas de arrepentimientos.
Sueños recién despertados                                                        Unos pies fríos como el frío hielo
Quieren gesticular:                                                                    Al calor de un animal en celo.
Son los días señalados                                                               Sentimientos, para siempre, apagados
Que esperamos con ansiedad                                                    En el enigma de los muertos.
Si es que algo significan.
                Estos dioses paganos                                                 Visitó extrañas llanuras esteparias
Son de andar por casa.                                                               Buscando algo de la nada
Nunca corren. Nunca vuelan.                                                    Entre extraños juegos vitales.
No hay milagros tan villanos                                                     Mirando dentro de sus males.
En los días señalados                                                                 Recuerdos con luces refractarias
Por estas mentes pensados.                                                        En una fantasía funeraria.

                                                                                                             
ZULO DE AMOR                                                                   Gotas  de sangre salpican el colchón.    
                                                                                                  Bruscos movimientos de coito sin amor
Antes que me atrapen                                                               Las manos arañan mi vientre
Seré un nuevo Mishima                                                           Y expulso un grito de dolor.      
Estas pistas me llevan a ti                                                        Nacen las ideas que contengo dentro
Encerrado en este sótano                                                          Y mueren en vómitos de horror.
No encuentro un buen fin.
                Una rata se me arrima.
Sé que voy a morir                                                                       
En este oscuro polvorín.
                Niego toda falsa existencia
Ven a mi zulo de amor                                                              Afirmando mis grandes dudas:
Explotemos en agonías                                                             No hay privadas pertenencias
No esperemos el perdón                                                           Que pueda llevar conmigo.
Que van dando los días                                                             Solo una infantil insolencia.
Y rechacemos la pasión               
Que la conciencia espía                                                                        Las ataduras son frágiles
                                                                                                              Y quebradiza la juventud.
                                                                                                              No atiende nunca a razones
                                                                                                              En sus ojos de inquietud
                                                                                                              Y unas observaciones
                                                                                                              Acerca de la salud.

LA APUESTA                                                                         MADAME CLAUDE

Te gané                                                                                        Madame Claude
Con un trío de damas.                                                                  Es  una reina.
Tú solo tenías                                                                               Madame Claude
Pareja de diez.                                                                              Es un primor.
Crees que son faroles                                                                   Madame Claude
Esta sed de amores                                                                       Nunca habla.
Que me apuesto por ti.                                                                 Otros tienen ese honor.

Te abatí                                                                                        Madame Claude
En esta mesa de juegos.                                                               Es exquisita.
Los falsos orgullos                                                                       Madame Claude
Se tornan en ruegos.                                                                    Es un bombón.
Te formulé otra apuesta                                                               Madame  Claude
Y conocí tu respuesta                                                                  Te da lo que necesitas
Que me hizo perder.                                                                    Si firmas un talón.


SAM MIGUEL (SELF PORTRAIT)                                  LIMPIA DE POLVO Y PAJA

Es difícil                                                                                         Tu rubor
Ser verdugo                                                                                     Es como agua fresca
Del odio ajeno.                                                                               Y  tu saliva
La ira, semilla                                                                                 Néctar  de ambrosía.
De un infierno
Del propio.                                                                                      Te ofreces tal cual.
                                                                                                         Eres de manera distinta.
Tosigo de mis palabras                                                                    Aparentas poca edad
Acentuadas en desdicha.                                                                 Tu cuerpo en desarrollo
No muero una vez,                                                                          Es el deseo infinito.
Muero mil veces.                                                                             Es para comerse un bollo,
Devuelvo  tus heces                                                                        Calentito.
De mi ser.
                                                                                                        Abres las nalgas a la vida.
Una fotografía                                                                                Quieres ser dulce manjar.
Del propio espejo.                                                                           La fruta más prohibida.
Sois jóvenes                                                                                    Todos tus impulsos       
Con traumas viejos.                                                                         Son tan detallados
Te puede doler:                                                                                Como tus pechos:
Sam, Miguel.                                                                                   Tan abreviados.

                                                                                                        Te ofreces tal cual.                        
REINO S.A. 87                                                                              Limpia de polvo y paja.
                                                                                                        No crees que eres tú                   
Lloro en un rincón                                                                          Ni tu húmeda raja
De mi oscura habitación.                                                                Motivo de mi inspiración.
Hay un fuerte olor a muerto                                                            Limpia de polvo y paja
Por todo el apartamento                                                                  Te quiero yo
Y no es la coliflor.

Creo que se ha curado                                                TE QUIERO SON PALABRAS MAYORES
Mi último chichón.
Me pasó por meter mano                                                          Celos enfundados en perdón.
En la manifestación.                                                                 Odio cariñoso
                                                                                                  Empolvado en la ocasión.
Mi tricornio tiembla                                                                  Y, es que, lo siento.
Por toda la emoción.                                                                 Autocompasión.
No saldré jamás de casa
Sin blindaje protector,                                                               Tristes agonías
Sin miedo y sin  coraza.                                                            Con las manos escondidas
                                                                                                   En la lluvia intermitente
Mi  Reino es Sociedad                                                               Que arrastra los sentidos
Anónima. Como la muerte,                                                        Al destino más vehemente.
Reconvertida en placer
Y en algunos la suerte                                                                Hay compromisos tan sociales,
De volver a nacer.                                                                      Creando obligaciones
                                                                                                   Tan despreciables
                                                                                                    Como tus prisas
                                                                                                    Tan indomables.

                                                                                                    Me dices palabras mayores
                                                                                                    Que quiero entender.
                                                                                                    Los tópicos me aburren.
                                                                                                     Pongamos el cartel:
                                                                                                                                     The  End

Madrid 3 junio 1987